El mundo tecnológico trae muchos términos que pueden resultar confusos y claros al mismo tiempo. Generalmente, entendemos por desarrollo digital lo que se refiere al uso y aplicaciones de la tecnología, así como a las herramientas digitales para el desarrollo internacional, también conocidas como tecnologías de información y comunicación para el desarrollo, o ICT4D en inglés.

Esta última es similar a las tecnologías para la comunicación e información (ICT, por sus siglas en inglés), ya que ambos refieren a la forma en que la información es guardada, utilizada, procesada y analizada, así como aquellas que aplican las comunicaciones en tiempo real.

Sin embargo, aunque ICT se refiere a estos protocolos de forma general, la diferencia reside en que el desarrollo digital tiene como objetivo principal enfocar el uso de dichos protocolos para el desarrollo socioeconómico, principalmente, dirigido hacia el apoyo de grupos vulnerables. Para este fin, se han desarrollado varios principios para asegurar que los lineamientos seguidos durante estas prácticas sean las más adecuadas.

Soluciones globales

Para asegurar que el desarrollo digital sea realizado adecuadamente de forma internacional en un ambiente cooperativo, se han creado nueve principios, que fueron propuestos inicialmente en 2009, y han sido discutidos desde entonces en numerosas reuniones entre organizaciones participantes. Los principios son:

  • 1. Diseñar con el usuario.
  • 2. Entender el ecosistema existente.
  • 3. Diseñar a escala.
  • 4. Desarrollar para sustentabilidad.
  • 5. Sustentar en los datos.
  • 6. Utilizar estándares abiertos, fuente abierta, innovación abierta.
  • 7. Reusar y mejorar.
  • 8. Abordar privacidad y seguridad.
  • 9. Ser colaborativo.

Como se puede observar, estos principios se centran en la cooperación y sustentabilidad, de modo que el desarrollo sea resultado de la cooperación de las partes implicadas, pero con el objetivo en mente. Además, es importante que aunque programas establecidos pueden ser utilizados en otros objetivos, siempre se deberán realizar las modificaciones adecuadas para el caso específico, y el uso de estándares abiertos, permite el uso de programas y recursos sin fines de lucro.